• Compras
  • My Proyect
  • Contenidos
  • Compras2
  • alferaz

 


Miércoles, 02 Abril 2014 00:00

Este año SI voy de mantilla

- Paco, ¿sabes? He hablado con la madre de Carmencita… Sí, la compañera de Andreita, y como el año pasado, al final no salí de mantilla… pues eso, que me he apuntado en su Cofradía, y salgo con ella… ¿A que es estupendo Paco? 
- Pero Ana, ¿Tú tienes de “todo eso” que tienen que llevar las mantillas? Que mira que no están las cosas para muchos gastos… 
- Pero Paco, ¡qué cosas tienes!!!! Si eso es todo baratííísimo. No ves que es negro… y el negro no está de moda!!!!!! Ya verás, por menos de 200€ me lo he comprado todo!!!!... 
– Ya Ana, ya. Tú siempre compras todo baratííísimo… y terminamos pagando un dineral…
Pues nada, la verdad… no sabía muy bien dónde comprarme las cosas, así que llamé a la madre de Carmencita, y quedé con ella, para tomarnos un café y que me dijera dónde ir.
- Qué bien, Carmen, un café las dos solas, sin niñas..– le dije - Me tienes que explicar lo que me tengo que comprar y donde, porque la verdad, de estas cosas “clásicas” ando un poco perdida… ya sabes… es que yo soy más moderna… 
- Claro Ana, tú tranquila. Mira, hay que comprar el traje, negro por supuesto, medias, a mí me gustan más, trasparentes, pero las puedes llevar negras también, la mantilla, la teja, el alfiler, los guantes, la flor en morado. (“Menos mal, -pensé- con tanto negro voy a parecer una viuda de antes de la guerra”) ¡Ah! Y que no se nos olvide… el Rosario. 
– ¡¡Madre mía!! Carmen, no sabía que eran taaaaantas cosas. ¿Y dónde se compra todo eso? 
– Ana, te llevo yo. Terminamos el café, y en un rato lo tienes todo.
Pues nada, ahí nos fuimos las dos a comprar todo lo necesario. Llegamos a la primera tienda, a por el traje. Qué pena tener que comprar uno negro… con las cosas tan monas que había de colores para primavera.. Pero en fin.. es lo que toca. El traje, cogí uno sencillito, pero vamos, que como era para mantilla…. Me costó la broma casi 200€. Ahora a ver la mantilla, fuimos a una tienda… que yo no sabía ni que existía.. Vamos, las estanterías tenían que ser del tiempo de mi abuela…. 
- Mira Ana, - me dijo Carmen -, en esta tienda, encontramos todo lo que te falta… 
- Pero Carmen, si esto es un “cuchitril” y más antiguo “que la nanita”… 
- Tu hazme caso, que aquí venimos todas las de las cofradías… y tienen de todo.. pero de todo…
Pues nada, ahí empezó la señora… que era más o menos de la edad de las estanterías, a sacarme mantillas… me cogí la más baratita, para que mi Paco no me renegara mucho… y cuando me dijo que qué teja quería.. yo no sabía qué era aquello, hasta que sacó unas peinetas grandes de color marrón… ¡¡Madre mía!!!!!! ¡¡Cómo me voy a poner yo eso en la cabeza!!, y siguió sacando… que si el alfiler, que si la flor, que si los guantes… que el Rosario que se nos olvidaba…. Total, que llevaba “cuarenta paquetes”…. Y todo negro…. Pero bueno, si lo pienso bien, llevaba un montón de cosas… y apenas llegó a los 500€. Tampoco está tan mal.
- Ana, - me comentó Carmen-, aunque te haya costado un poco, piensa que ya lo tienes para otros años… Si lo piensas bien, tampoco es tan caro… 
- No claro, - le dije -, visto así…. 
– Lo que tienes que ver Ana, es una peluquera que te haga bien el moño… para que se sujete la teja. Si no, como haga viento… se te cae la mantilla en mitad de la procesión… 
- ¡¡Ay!!!! Eso no lo había pensado… hablaré con mi peluquera…
Pues bueno, ahí quedó la tarde. Ella se fue… y yo, antes de ir a casa, me pasé por la peluquería, a contarle lo del moño… y como de paso llevaba las cosas pues que las viera…
- Ana, ¿cómo tú por aquí? ¡Si no te toca tinte todavía! 
- Noooo, mira, que quería consultarte. Es que me visto de mantilla, y como hay que hacerme moño… pues eso, para que vieras las cosas y ya te cojo la cita.
– A ver, Ana, ¿cómo te has comprado la teja? ¡¡Pero Ana!! ¿Cómo te la has comprado tan grande? ¡Con el pelo tan fino que tienes! ¡Esto no lo vamos a poder sujetar! 
– Hija, si valían casi igual… así que me traje la más grande… 
- Pues Ana, vamos a tener que ponerte un postizo… y eso te va a subir un poquito.. Lo que vamos a hacer es que ya te maquillamos también.. Ya que vienes.
– Pues lo que tu veas. Para una vez que me visto. ¡¡Al menos que vaya guapa!! 
– Pues Ana, el peinado con el postizo y el maquillaje… se te pondrá en unos 150€ más o menos, porque claro, las uñas te las regalo.
– Pues estupendo.
- ¿¿Paco?? ¿¿Paco?? ¿¿Estás en casa?? 
– Sí, Ana. Estoy aquí… ¿has visto ya qué te costará lo de la mantilla más o menos? 
– Qué va Paco. Hemos ido a comprarlo directamente 
– ¡¡Ana!!! ¿Qué has hecho? ¿Ya con la tarjeta?? 
– Qué va Paco, si no ha salido tan caro. Piensa que esto me sirve ya para siempre… Además cuando las niñas sean grandes también lo pueden usar….
- ¡¡Ana!!!! No te andes con rodeos…. ¿¿Cuánto te has gastado ya? 
– ¡¡Ay!! Paco ¡¡Tú siempre con lo mismo!!!! Si no ha sido tan caro…. Mira, si en total no ha llegado a los 1000€ 
- Pero ¡¡ANAAAAAA!! ¿QUÉ DICES? ¿1000 €? Peroooo, peroooo… ¡¡si sabes cómo estamos!!!! 
– Pero Paco, mira que cosas más bonitas, y son clásicas, para toda la vida…. Y total me sirven ya para siempre…. Ya cuando me quiera vestir no me tengo que gastar nada de nada… 
- Mira Ana… con lo que te ha costado… ya puedes hacer promesa y salir de mantilla el resto de tu vida para amortizarlo… 
- Que cosas tienes Paco… saldré un año o dos como mucho para darme el gusto… y después para las niñas…..
Sí Ana, lo que tú digas…. Pero es que no sé qué voy a hacer contigo….  
Continuará…
 
Modificado por última vez en Miércoles, 30 Abril 2014 15:32

En Guia Practica del ahorro utilizamos Cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Para saber más respecto al uso que hacemos de ellas, To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information